mardi 7 février 2017

Cuesta arriba

Me diste tu voz y tu nombre
y la mitad de mi vida
y un suelo donde soñar
y calles donde jugar
paseo que no se olvida
y que ahora vuelve a soplar

Cuesta arriba desde el parque
donde niños sin disfraces
asustan a los palomos
Paseo de la estación
hasta la plaza Colón
pipas kicos y los cromos

Los Bronces de las Batallas
Las Fuentes de las Palmeras
Jardinillos y murallas
mosaicos en las aceras

Los vicios y los billares
un sinfín de bares
mugre por el suelo
y civiles de caballos
chirríos del vuelo
gitanos y payos

Y un olor que cubre el polvo
mezcla de aceite y de rosa
niñas de versos en prosa
carcajadas plomo a plomo

Cuesta arriba hacia la Audiencia
Paseo de la paciencia
Gangas y Caja Postal
Campanas y Catedral

Manila y Peña flamenca
y esa calle, tan maestra,
tan vieja y tan magistral,
que me lleva hasta mi escuela :
Se come una bicha a un pato
y me vigila el Lagarto
Raudal de la Magdalena

Callejones de alma hebrea
cal blanca y canto rodado
una mula se menea
aún rebuzna un burro viejo
y un portón con su candado
esconde jamón añejo

Se ve el castillo y la gloria
y la cruz de la victoria
apunta a que no no se mueva
ni la ciudad ni la historia
cargada de vida nueva


Ya no es mi barrio mi barrio
ni es mi ciudad la que guardo
en el templo del recuerdo.
¿Dónde te metes, por Dios?
¡que llevo sin oir tu voz
veinte años de destierro!




Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly