jeudi 26 janvier 2017

Tres por cuatro no son doce

Quise componer un pasodoble
y no me salía, no me salía.
Me puse a estudiar para aprender de
lo que los maestros hacían

Y acabé escuchando y comprobé que
el que a mí me levanta el vello
es el tres por cuatro gaditano
el taratachín chirigotero

Lleva el pasodoble un compás binario
pero eso allí en Cádiz se toca
en dos tres o cuatro tiempos
según le salga de la punta la boca

Y se descompone en su estructura
en tres, cuatro partes o cinco y
como es lógico en gaditanura
se les llama tríos. Tríos? Tríos.

Y las voces que le dan vida
son fruto de oído y trabajo
Los tenores llevan la línea
Los segunda van una tercera por debajo

Los tercera de una quinta bajan
El contralto sube de una quinta
Y de una tercera sube
-manda el arte- el octavilla.

Si el gaditano es libre y nace donde quiere
su pasodoble a una dura regla obedece :
escribe lo que tengas que decir, ¡esto es Cái!
que si gusta gusta y si no gusta...¡eso es lo que hay!

Al Selu de Cádiz

1 commentaire:

Printfriendly