jeudi 3 novembre 2016

VII

Si tú fueras patria, yo
viviría desterrado.
Si fueras laúd templado
no podría oir tu son.

Si fueses el mar salado
yo sería lagarto al sol
y no vería tu color
si fueses arco rosado

Porque tú eres, Majestad,
quien las órdenes me da,
y has decidido exiliarme.

Callo y obedezco, manque
me pese y tu amor me arranque
la coraza y me desarme.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly