mardi 22 novembre 2016

Temor nocturno

Yo en mi sueño te esperaba y
no llegabas, no llegabas
Pasaba el tiempo, pasaba y
tú, esperada, no llegabas.

Se cambió el Sol en pomelo y
el campo en casa dorada
con alfombras por el suelo y
no llegabas, mi esperada.

Pasaron blancos fantasmas
que me despertaron ¡ zás ! mas
no llegabas, no llegabas.

Desperté y vi que durante
todo el sueño, fiel amante,
la mano me sujetabas.

(A mi prima Ana)

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly