mardi 8 novembre 2016

Pobreza

Un niño, un hombre, una mesa,
un plato roto, una fuente,
un cazo de sopa espesa,
un botellín de aguardiente.

En la fuente, media fruta
y un cacho pan de anteayer.
Y un cigarro ya en volutas
en los labios del beber.

El niño bebe su sopa
sazonada con pan duro
recitando su lección.

El hombre arregla su ropa
con remiendos de hilo oscuro
y ojalás de salvación

*****

Este niño chiquito
que bien trabaja
va montado en un libro
nunca se baja

Su padre es pobre
y afila su navaja
vendiendo cobre

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly