lundi 25 janvier 2016

Poesía de la calle

Cucha, que te viá contar:
¿te has fijado cuando sales
la cantidad de rosales
que crecen por la ciudad?

Un catorce de febrero
vivíamos en Jaén
Yo te compré a tí una rosa
que nunca te regalé.

Con la flor tras de la espalda
a tu pelo me acerqué
y con boca temblorosa
"feliz día" murmuré.

Me contestaste chistosa
con un yo ya no sé qué
muy gitanilla graciosa
tanto que me avergoncé

Más rojo yo que la rosa
a mi casa regresé
fui sembrando las aceras
con pétalos del querer.

Treintaypico años más tarde
aún florecen. Yo cobarde
me tragué espinas y tallo,
y así me callé. Y me callo.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly