dimanche 24 janvier 2016

Carta a Mencía desde mi Domingo

Domingo, reposo y silencio
La calle tarda en despertar
Incluso los pajaritos negros
se abstienen de silbar.

Las nubes dudan si deben
esfumarse o avanzar
no quieren romper la calma
de la tregua semanal

Hay vecinos ausentes
durmiendo hartos de risa
y otros que salen a misa

Día de amigos presentes,
de corazones que penan
y ausencias que rellenan.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly