samedi 23 janvier 2016

Carta a Mencía desde Málaga recordada

¡ Mira ! ¡ la luna ! ¡ la luna !
aunque lo digas mil noches
sólo hay una

Brilla en la bóveda oscura
como un ojo que vigila
la llanura

y en la ciudad y en los montes
va paseando su faro
sin colores

Se asoma por tu ventana
con un cuerpo diferente
por semana

Engorda y luego adelgaza
bromista se hace invisible
se disfraza

A veces ni se molesta
¡ viene a jugar con el Sol
que se acuesta !

Y otras se viste de sangre
porque le duele la Tierra
guerra y hambre

Mira, mi niña, la luna...
misteriosa como tú
sólo hay una.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly