jeudi 21 janvier 2016

Carta a Mencía desde la niebla

Esta mañana la niebla
ha borrado la ciudad
¿Sabes qué es niebla, mi niña?
Te lo intentaré contar.

el aire azul
se vuelve gris
y gris se vuelve
el sol sin fin

los tejados ahí arriba
sin gritar desaparecen
y las avenidas anchas
sin cerrar se desvanecen

hasta el color
de los abrigos
queda velado
como el olvido

No son gente, son fantasmas
caminando entre dos mundos
todo es más lento y callado
y el miedo más absoluto

La niebla puede
llegar al alma:
feliz, la duerme,
triste, la calma.

Si ves la niebla
es que no ves
Si no ves nada
la niebla es



Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly