dimanche 17 janvier 2016

Carta a Mencía desde el invierno

Esta mañana ha vuelto
a golpear el frio
a mi ventana
se presenta el invierno
con su gran poderío
y su alma blanca

La ramas están fijas
inmóviles y lisas
tan cristalinas
que no saben si duermen
recobrando la vida
o si vigilan

No hay mirlo ni palomo
cantando alegre al día
por los tejados
el Sol mismo parece
tímido cuando crece
refrigerado

En mi ventana un velo
de vapor contra el hielo
dice que vivo
y en el cristal discreto
con mi dedo y aliento
tu nombre escribo

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly