mardi 19 janvier 2016

Caridad

Todos tus te quiero me embelesan
y son milagro más que sorpresa
pues me alivian tus ojos sin verte
y a cambio nada puedo ofrecerte.

Me los das por caridad cristiana
pues no puedo ofrecerte ahora nada

Lo llamo caridad y lo pienso
como lo es visitar al preso
o dar su manto al desamparado

Virtud agridulce y capitana
se enriquece quien pierde con quien gana
por amar como por ser amado.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly