samedi 30 janvier 2016

Brindis

Se oye el trino de un jilguero alegre
que cubre la voz de niñas que juegan
y en la copa del árbol hojas nuevas
brotan furiosas de vida insurgente.

En el patio se escuchan risas blancas
y blanco parece el futuro azul
La nube consiente a cerrar el baúl
de lluvias para que la luz sea grata.

Caminan por el cielo dos amigos
almas felices y eternos testigos
de sus vidas que distilan licores.

De allá arriba los mil trinos y risas
se funden en recoquetas copitas
de anís que brindan por tiempos mejores.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly