dimanche 31 janvier 2016

Natura

Prosa de besos
en mi garganta
y en la rima gris del cielo
un mirlo canta

Canta los versos
que escribe mi alma.

A la pintora Mar Crespo

Es el vacío un entorno que espera
en ansioso y antiguo y vivo clamor
que espera -decía- que el éter se expanda
y lo llene de vida, de tiempo y de amor.

El vacío es riqueza para quien camina
descalzo y desnudo y el pelo en un nido
quien anda -decía- con el viento en la piel
y se infla y se agranda y se crece erguido

Pues lo lleno lleno está y no deja resquicio
y el creador no halla hueco para sí
lo que existe visible no le trae beneficio

Consecuencia alegre : el creador va fingir
un mundo cóncavo, un anti-relieve
y lo llena de magia y de misterio leve.

samedi 30 janvier 2016

Jocoso encuentro

-¿Se puede?
-Pasa, pasa
-Hola. Juan.
-Fausto, encantado.

-De Jaén, ¿verdad?
-Sí. Siéntate.
-No, si no estoy cansado...

-¿Cómo ha ido el viaje?
-Bueno, me he retrasado, tenía unos asuntos ...
-Las niñas?
-Lo has adivinado...

-Es el peor momento.Luego
te vas acostumbrando
Tienes tiempo...
-Ya. Pero hace daño.

-Se te nota feliz
-Es que van ya veinte años!
-¡Coño, tanto! ¡Venga ya!
-Te lo prometo... ¿Bebes algo?

-Un finito
-¡Ja! muy bueno. ¿Eres literario?
-Bueno, más bien discreto
tranquilo, profesor y jubilado

-Si no te molesta voy
a seguir pintando
-¿Pintas aquí?
-Hay sitio y luz
-¡Pero está todo blanco!

-Por eso le pongo azul
a las nubes y a los pájaros.
Sé que el azul le gusta
a tu niña la del parto.

-¿La pequeña? 
-La mayor
-¿La mayor? ¿De qué embarazo?
-Perdona, ¿no sabías?
-Pues, no. No estaba al tanto.

-Ah
-No sabía yo que estaba...
¿pero eso cuando ha sido?
-Hace un rato, amigo Juan,
justo cuando tú te has ido.

-¡Qué alegría me das, mira!
y ¿qué es, niño?
-Niña
-¡Ja ja ja! ¡eso es de familia!

-Mírala, de aquí la ves.
-¡Ay, tramposo, es tu pintura!
-Da igual, mírala, 
es bonita la criatura

-No veo al padre... ¿Trabaja?
-Bueno, ahí está el problema...
-¿Qué problema tenemos?
-¡Ja, ja, ja! ¿nosotros? ¡venga!

-Bueno, entonces...
-Mira, Juan, ella es tu nieta
se pasa los días 
mamando teta

-Sí, ya lo veo en el cuadro 
-La familia completa...
-Ahora entiendo. ¿Es feliz?
-De aquí la felicidad es neta

-Bueno, gracias, ya te dejo.
-Juan, un abrazo antes de ir
-Un abrazo, compañero
-Cuando quieras, estoy aquí

-Oye, dime una cosa
-¿Qué?
-¿Por qué te interesas
tanto por mi niña?
-¿Por qué?
¡Hasta aquí hay sorpresas!

-Hasta luego, entonces
-No existe el tiempo
-Eso dicen, ya.
-Una copa?
-Ponte la chaqueta y vámonos p'allá

Brindis

Se oye el trino de un jilguero alegre
que cubre la voz de niñas que juegan
y en la copa del árbol hojas nuevas
brotan furiosas de vida insurgente.

En el patio se escuchan risas blancas
y blanco parece el futuro azul
La nube consiente a cerrar el baúl
de lluvias para que la luz sea grata.

Caminan por el cielo dos amigos
almas felices y eternos testigos
de sus vidas que distilan licores.

De allá arriba los mil trinos y risas
se funden en recoquetas copitas
de anís que brindan por tiempos mejores.

jeudi 28 janvier 2016

Irresistibilidad

¿Quién controla, quién maneja discreto
la hebra invisible que a ti me une, 
el hilo irrompible de ardor impune
que a tu cuerpo ata mi cuerpo sujeto?

Quien escribiera ese etéreo soneto
fijó en sus versos : "que nada importune
las almas infantes que el amor reúne...
¡Ángeles mudos guarden el secreto!"

Si es fuerza divina, el misterio acepto:
de necios parece enfentarse a Dios,
y humilde comulgo el amarse a dos.

Si el hilo es humano, es otro concepto,
que asumen mi cuerpo y mi alma contenta:
¡elegimos juntos sin darnos cuenta!

mercredi 27 janvier 2016

Melancolía

El crepúsculo de la urbe trae noticia
que va rellenando el aire de la tarde
de eco en eco llega al sol que ya no arde
sobre una nube que la brisa acaricia

Voces tristes que debieran ser delicia 
campanada que debiera hacer alarde
de su bronce y que al final gime cobarde 
golpes secos de una muerte cuando inicia...

Son acordes de un amor que ya no suena
son el canto de una batalla perdida
toque jondo de una guitarra ofendida

Furia sorda de un rayo cuando no truena
son anuncio de una ausencia permanente
repicando que el dolor sigue presente.

Carta a Mencía desde el Oceano

Quiero que vengas, cariño,
conmigo al borde del agua
donde las olas se rompen
y la gaviota caza

Quiero dejar a tu lado
sobre la arena mojada
huellas de pasos tranquilos
frente a la mar resalada

Quiero ver cómo te ríes
cuando la espuma en tu mano
se escapa cosquilleando

Y quiero que en mí confíes
porque yo estaré contigo
cuando el mar bese tu ombligo

Gaviota

Una gaviota blanca
cruza mi camino y cambia
de sentido. Me pregunta
con las alitas en punta:

   "Hombre, ¿qué es la vida?"

(mirando a mi alrededor
no había nadie más que yo)
Qué es la vida... "¡Yo qué sé!
Vida es alma" contesté.

    "Hombre, ¿y qué es el alma?"

Animal, tú bien lo sabes,
alma es ánima y es aire
el aliento que te anima
y la pulsión que germina

Alma, vida, aire y sangre
nervios, ojos, corazón,
sed, envidia, frío y hambre
de un beso y de sinrazón

Y es vivir, blanca gaviota,
soñarse un cuerpo que flota
sobre las crestas del tiempo
y dar amor con un verso.

mardi 26 janvier 2016

Carta a Mencía desde el Correo

No es violencia, vida mía
sino dulce ocupación
mandarte una carta al día

lo difícil, corazón,
no es mandar cartas, moruna,
sino escribirte sólo una

Todo lo que puedo ver
me transporta a tu mirada
y a tus manos me traslada

Para darte a conocer
tantos mundos y tan bellos
me faltan papel y sellos

Estas cartas que te mando
son espejos de mi alma
parecen flores del campo

Pero si las lees con calma
verás que son mil colores
y no son simples las flores

lundi 25 janvier 2016

Caricia

Cinco dedos, cinco,
la palma
y el dorso de la mano
se pierden en el tejido
Trazan 
dibujos animados

Y conforme cubren
por palmos
la superficie lisa
se acercan de la lumbre
esperando
recíprocas delicias

Sienten calor y vida
y reservas
bajo la tela
intuyen bajo la fibra
la espera
de abrir frontera 

Y se desliza al fin
la mano
bajo la ropa
y aprecia el vivir
turbado
de la piel que roza.

Y mientras los labios
comparten 
pálpitos de miel
la mano que acaricia
reparte
miradas que no ven

Poesía de la calle

Cucha, que te viá contar:
¿te has fijado cuando sales
la cantidad de rosales
que crecen por la ciudad?

Un catorce de febrero
vivíamos en Jaén
Yo te compré a tí una rosa
que nunca te regalé.

Con la flor tras de la espalda
a tu pelo me acerqué
y con boca temblorosa
"feliz día" murmuré.

Me contestaste chistosa
con un yo ya no sé qué
muy gitanilla graciosa
tanto que me avergoncé

Más rojo yo que la rosa
a mi casa regresé
fui sembrando las aceras
con pétalos del querer.

Treintaypico años más tarde
aún florecen. Yo cobarde
me tragué espinas y tallo,
y así me callé. Y me callo.

dimanche 24 janvier 2016

Obstinación

Si una cigüeña tonta de cerebro estrecho
elige una vez al año cruzar un mundo
y se siente con fuerzas para abrir sus alas
y dejar atrás su campanario seguro

Y si puede cruzar el océano Atlántico
un salmón emparejado y remontar ríos
con la esperanza firme de alcanzar un alto
y proteger su raza en manantiales fríos

¡Qué no podré hacer yo, ser de razón y tiempo
si me espera el amor de tu tranquilo encuentro,
si me guía el faro de una mirada amante!

¡Qué no podrá el valor de mis años cumplidos
si sé que al terminar me acoges en tu nido!
Caminando voy la vida, pero no errante.

Carta a Mencía desde mi Domingo

Domingo, reposo y silencio
La calle tarda en despertar
Incluso los pajaritos negros
se abstienen de silbar.

Las nubes dudan si deben
esfumarse o avanzar
no quieren romper la calma
de la tregua semanal

Hay vecinos ausentes
durmiendo hartos de risa
y otros que salen a misa

Día de amigos presentes,
de corazones que penan
y ausencias que rellenan.

samedi 23 janvier 2016

Carta a Mencía desde Málaga recordada

¡ Mira ! ¡ la luna ! ¡ la luna !
aunque lo digas mil noches
sólo hay una

Brilla en la bóveda oscura
como un ojo que vigila
la llanura

y en la ciudad y en los montes
va paseando su faro
sin colores

Se asoma por tu ventana
con un cuerpo diferente
por semana

Engorda y luego adelgaza
bromista se hace invisible
se disfraza

A veces ni se molesta
¡ viene a jugar con el Sol
que se acuesta !

Y otras se viste de sangre
porque le duele la Tierra
guerra y hambre

Mira, mi niña, la luna...
misteriosa como tú
sólo hay una.

Carta a Mencía desde Granada soñada

Ábreme, niña, tu risa,
y que la Luna celosa
derrame rayos de prosa
sobre mi página lisa

Mi tinta azul improvisa
necios versos revoltosa
bajo el blanco astro que acosa
en una lucha indecisa

¿Podrá más sobre tu cuna
tu risa, niña, o la Luna?
Las dos son sangre y espuma.

¡Que no se enfade ninguna!
Tu risa es flor de aceituna,
la Luna, ámbar que perfuma.

Obsesión

Abro los ojos
pienso en ti
Lo ojos cierro
en ti pienso
y entre los dos
te quiero

Voy al trabajo
pienso en ti
Dejo el trabajo
en ti pienso
y entre los dos
te amo

Miro hacia el cielo
pienso en ti
Duermo y no sueño
en ti pienso
y entre los dos
te espero

Llueve tristeza
pienso en ti
El Sol me alegra
en ti pienso
que entre los dos
me quieras

De día o noche
pienso en ti
De noche y día
en ti pienso
y entre los dos
la vida

Cuando no pienso
pienso en ti
Cuando en tí pienso
en ti pienso
y entre los dos
no hay tiempo

vendredi 22 janvier 2016

Pan

Descansaban las colinas
al sol templado de otoño
Las laderas blanquecinas
palpitaban de vida y ocio

allá al fondo del valle
donde las colinas fusionan
misteriosa e insondable
duerme una cueva frondosa
Bajo un matorral se esconde
por encima de la cueva oscura
una cierva tierna y joven
guardiana discreta y segura
Todo el paisaje reposa.
Pero el aire que lo contempla
sube en calor y osa
rozarlo con su ventolera.
Sube y baja delicado
por los perfiles abandonados
y se agitan sorprendidos
picos de hierba excitados.
Deslizándose poco a poco
llega hasta la cueva cerrada
se entretiene en su entorno
no quiere entrar forzándola
Soplando certero y hábil
levanta el aire el matorral
y descubre la cierva frágil
que se deja acariciar
Juegan el viento y la cierva
a ella le gusta ese juego
y el juego estremece la cueva
que a su vez invita al viento
Un manantial hirviente
que brota entre sus entrañas
deja escapar calientes
gotitas de azúcar caña
Y al mojarse las paredes
de la gruta ya entreabierta
el viento alocado puede
penetrar y allí penetra
Es fiesta en la tarde al sol
tiemblan las colinas y la cierva
y ruge en un último temblor
el viento agotado en la tierra.

jeudi 21 janvier 2016

Carta a Mencía desde mi espera

Un plato de porcelana
musical y delicado
yacía casi olvidado
al filo de mi ventana.

Sin duda lo había sacado
para darle en el invierno
a algún pajarillo tierno
granos de alpiste dorado

Metí el plato en la cocina,
lo limpié con seda fina,
lo adorné con caramelos

Y lo dejé en la mesita
esperando tu visita
como hacen los abuelos.

Carta a Mencía desde la niebla

Esta mañana la niebla
ha borrado la ciudad
¿Sabes qué es niebla, mi niña?
Te lo intentaré contar.

el aire azul
se vuelve gris
y gris se vuelve
el sol sin fin

los tejados ahí arriba
sin gritar desaparecen
y las avenidas anchas
sin cerrar se desvanecen

hasta el color
de los abrigos
queda velado
como el olvido

No son gente, son fantasmas
caminando entre dos mundos
todo es más lento y callado
y el miedo más absoluto

La niebla puede
llegar al alma:
feliz, la duerme,
triste, la calma.

Si ves la niebla
es que no ves
Si no ves nada
la niebla es



mercredi 20 janvier 2016

Carta a Mencía desde la perspectiva

No sabes nada de mí
aún no entiendes ni que existo
no sé si llegará el día
que me veas como te he visto

Alma y cuerpo los dos somos
tú de un árbol y yo de otros
yo del siglo de los cromos
tú del de los platos rotos

Tú flor naciente y curiosa
yo ya casi anciana leña
tú tierra fértil, yo peña.

Yo arrugado y tú preciosa
tú alegría de tu madre
yo feliz aunque no padre.

mardi 19 janvier 2016

Sigmund Freud

Esa pícara voz que sensible brota
de escondidos ecos de mi corazón
reclama improbables caricias y boca
deuda adolescente que el tiempo aplazó.

Esa voz callada que en silencio grita
por no despertar el actual sopor
me calienta el pecho y mi garganta irrita
pues salir pretende y hacerse clamor.

Esa voz tan pura se vuelve pecado
cuando la murmura un cuerpo enamorado
al oído puro de un cuerpo en calor

Esa voz tan fértil, manantial de vidas,
proclamada es causa de hirientes heridas,
tapada provoca un secreto dolor.

Caridad

Todos tus te quiero me embelesan
y son milagro más que sorpresa
pues me alivian tus ojos sin verte
y a cambio nada puedo ofrecerte.

Me los das por caridad cristiana
pues no puedo ofrecerte ahora nada

Lo llamo caridad y lo pienso
como lo es visitar al preso
o dar su manto al desamparado

Virtud agridulce y capitana
se enriquece quien pierde con quien gana
por amar como por ser amado.

Esperanza

¡qué lejos queda en la noria
el Jaén de mi memoria!

Creo andando que voy recto
pero me han atado al centro
con una soga de palo
mientras ando surge el agua
y mi dueño me da vara
¡ay, Dios, que dueño más malo!

¡qué lejos queda en la noria
el Jaén de mi memoria!

Llevo los ojos vendados
para no ver a los lados
piensa que no me doy cuenta
que no conozco el camino
Avanzar es mi destino
como un mulo dando vueltas

¡qué lejos queda en la noria
el Jaén de mi memoria!

En mi cabeza te adoro
llevo tu imagen que añoro
y persigo sano y fuerte
Mientras mi dueño me cante
serranas para aliviarme
perseguiré hasta mi suerte

¡qué lejos queda en la noria
el Jaén de mi memoria!

Carta a Mencía desde una calle

Es martes, salgo temprano.
Quiero ir sin prisas
hasta el trabajo.
La calle está callada,
aún no hay un coche.
Una farola luce
casi inútil en la noche.

Comprobé que no iba solo por la acera
un gorrioncito daba brincos a mi vera
Me agaché a cogerlo
y me dejó hacerlo
ya en mis manos pude ver
que tenía heladas
sus plumas mojadas.
Con los dedos y el aliento
le di fuerzas y calor
y el avecilla con fervor
comenzó a invocar al viento.
Y gallardo se sacude
y sin pena se despide
sube directo a la teja
y sonriendo a mí me deja.

La farola sigue encendida y vierte
lágrimas de luz ablancada y fuerte.

lundi 18 janvier 2016

Carta a Mencía desde el arco Iris

Hoy es buen día, Mencía,
para aprender los colores,
hay luz de sol, vida, flores,
hay pájaros y alegría:

La rosa es color de rosa
el canario es amarillo
como el limón y el membrillo,
naranja la mariposa

la yerba y las hojas, verdes,
azules son cielo y agua,
la tarde al oeste, morada.

Rojos tu boca si muerdes,
mi corazón en la fragua,
y la amapola callada.

dimanche 17 janvier 2016

Carta a Mencía desde el invierno

Esta mañana ha vuelto
a golpear el frio
a mi ventana
se presenta el invierno
con su gran poderío
y su alma blanca

La ramas están fijas
inmóviles y lisas
tan cristalinas
que no saben si duermen
recobrando la vida
o si vigilan

No hay mirlo ni palomo
cantando alegre al día
por los tejados
el Sol mismo parece
tímido cuando crece
refrigerado

En mi ventana un velo
de vapor contra el hielo
dice que vivo
y en el cristal discreto
con mi dedo y aliento
tu nombre escribo

Carta a Mencía desde mi imperfección

Suéltale, niña, a la abuela
ese collar de bolitas
tan blancas
que te llevas a los labios.
No son gotas de leche
ni de nata
que te regala tu madre
cuando al borde de la cama
te amamanta.
Son recuerdos de la mar
que las ostras y la arena
nos regalan.

Hipnóticas pero alegres
relucen y te acarician
la mirada
y tus manitas curiosas
le arañan el cuello para
agarrarlas
No tires tan fuerte, niña,
que puede romperse el hilo
que lo aguanta
ese collar de perlitas
que si acaban en tu boca
te atragantan.

¡Milagro tan generoso!
Te contaré en dos palabras
como nacen:
En el vientre de las ostras
pon un granito de piedra
de los mares
la pobre animal molesta
lo recubrirá de nácar
tan brillante.
Otras joyas más preciosas
lunas soles amanecen
de otras madres.


samedi 16 janvier 2016

Carta a Mencía desde mi Guardería

Voy a inventarte un juego
en que cada palabra
te abra
un mundo nuevo

en que cada mensaje
viaje
con luz de fuego

Voy a construirte luego
un castillo secreto
discreto
de nana y beso

para poder jugar
y en paz
cantarle al viento

Y te voy a crear
un libro de hojas de aire
que ampare
tu sueño azul

los versos y la prosa
amorosa
que escribas tú.

Voy a hacerte ese juego
que lo lleves contigo
escondido
a donde quieras

con tal que nunca calles
detalles
de lo que sientas

y que en cada momento
diviertas
a los planetas.

Soneto y Liviana

Hoy por fin le he puesto un nombre
y una cara y una historia
a un trocito de memoria
que me faltaba de hombre

Cayó un rayo de infortuna
de invisible transparencia
que partió mi adolescencia
y me alejó de mi cuna

Me alejó de mis amores
cuando el corazón en flores
más necesita respuesta

Ese peso, año tras año
me ha roto el alma. Ahora el daño
se enfrenta a mi alma repuesta.

*****

Para llegar al cielo
salió del nido
se le olvidó en el vuelo
hasta el olvido 

Llegando al río
el pajarito sueña
que no se ha ido




vendredi 15 janvier 2016

Carta a Mencía desde mi pereza

Caminaba yo tan lento bajo el sol
que se me ha adelantado un caracol
"¿Dónde vas con tanta prisa?" le pregunto
y sigue el caracol silencioso y mudo.
Me paré a pensar un rato en mi cabeza
"¿cómo será esto posible?¡vaya proeza!"
Y pensándolo bien y dándole vueltas 
encontré respuesta y mis dudas resueltas:
Hay dos tipos de personas
cuando salen de viaje:
las que sólo ven la meta,
las que admiran el paisaje.

Quien va ciego va primero
y alcanzará su objetivo
Quien admira se retrasa
mas quizá llegue más vivo.

jeudi 14 janvier 2016

Intercesión

No te escondas, farsante
con borrachera,
tras el Sol de Levante
luz mañanera

¿dónde estás, caminante,
qué haces ahí, fuera
de tu casa brillante,
seda y madera?

¿no disfrutas, tunante,
la primavera?
¿o es tu niña un semblante
de carcelera?

Ella te sabe errante
y triste espera
borrar la obsesionante
voz lastimera

de aquella alucinante
noche postrera
que te fuiste callante
¡ay! de su vera

¡Venga, un paso adelante,
entra en la hoguera
de amor tierno aliviante,
de paz sincera!

Con orgullo y desplante
a Jaén entera
paséate galante
por la Carrera

Ponte en pie ahí delante
como una fiera
tu chaqueta elegante
sobre la hombrera

Te encontrare ella, amante...
¡qué feliz fuera!
Abrázala un instante
que es tu primera

Dale, y que no te espante
tu calavera,
un mordisco calmante
color de cera

O abrázala distante
desde allí afuera;
dale un beso gigante
y a tu manera.

Regálale un diamante
de "¡adiós!" siquiera
y
vuelve, padre, a tu cante
de alma nubera

Carta a Mencía desde la lluvia

¿Ves cómo el Sol calienta
Mencía, tu piel morena?
Pues de la misma manera
el Sol calienta la piedra
y el agua sobre la arena

El agua deja en la playa
saladas flores de espuma
y cansada y estirada
por el Sol recalentada
ligera el agua se esfuma

Ya no es agua, ya es vapor
que amplio ligero y caliente
va subiendo con ardor
hasta un nivel superior
porque lo cálido asciende

Cuando al fin encuentra el frío
se arrejunta y se condensa
tiritando el vaporcito
y en el cielo azul tranquilo
se forman nubes espesas

Pasa el tiempo y en la nube
recuerdan que fueron agua
y en el cielo gris de octubre 
se acuerdan que de costumbre
las ferias amenazaban

Entonces con la presión
con el frío y las corrientes
vuelve a ser agua el vapor
y por su peso mayor
caen las gotitas sonrientes

Las gotas de agüita fresca
se llaman lluvia, Mencía,
y bajan en línea recta
y se estrellan en la acera
con lágrimas de alegría

La lluvia es como un tiovivo:
El agua corre al arroyo
y el arroyo hasta el río
el río al mar bravío...
¡y empieza de nuevo el rollo!

El Sol calienta, morena,
el mundo y la mar salada
y la lluvia los refresca
cantando triste y serena
toqueteando a tu ventana

Carta a Mencía desde un tranvía

Te contaré, Mencía 
qué es un tranvía

Por la ciudad se advierte
tranquilo y fuerte
este transporte urbano
nuevo y anciano

Llega por dos raíles
de acero y rayo
como guardias civiles
-los de a caballo-

Con paso de tortuga
se tambalea
nana triste de oruga
¡ea, la ea!

No hay nadie que lo pare
cuando se arranca
ni manera que avance
cuando se atranca

Como un tren por la villa
que serpentea
va besando la orilla
de su azotea

y regalando luces
por las ventanas
para los andaluces
de tierra extraña

Si no viviera.
niña, tan lejos
de tu sonrisa,
hasta el tranvía
mis brazos viejos
te llevarían.

mercredi 13 janvier 2016

Popular


La edad se cuenta por años
y el dinero por minutos
el trabajo va por horas
y por siglos nuestro mundo

Yo mi amor lo contaría
por los versos que te escribo
que en decirte Buenos Días
se me va ya medio libro.

mardi 12 janvier 2016

Soneto

Nací para el olvido y trémulo vivo
pensando que voy a alcanzar mi objetivo...
Quisiera, aunque tarde, que ese fin cambiara
debería hacer algo que alguien recordara...

Cometer un crimen es mortal pecado.
Ganar una guerra me parece honrado,
pero más complejo. Tampoco ser cura..
¡Prefiero con creces la literatura!

Juntando palabras, mezclando vocales,
plagiando y copiando a difuntos rivales,
seguro que un día vendrá la fortuna...

Sólo me falta pues hallar una musa
y ponerme a escribir sin pausa ni excusa...
Ejemplo: La Luna se arrima a tu cuna.

Atardecer

Gris y fría, escurridiza
línea curba o raya recta
culebra de geografía
de alquitrán, ¡ay, carretera !

Salgo cuando aún hace día 
con sol de tarde perfecta
para enternecer la ida
para aligerar la vuelta

Cómplice la luz resiste
contra la noche que embiste
tragando coche tras coche 

Se estrellará el sol maduro
y se pintarán de oscuro
la carretera y la noche


Printfriendly