samedi 15 février 2014

Tango triste de ensueño

Cierra tus ojos, mi niño
porque es tarde y ya la luna 
va derramando una a una
lágrimas de mi cariño
Cierra tus ojos hambrientos 
tras un nuevo día sin cena
voy a decirle a tu pena
que se duerma con mis cuentos.

Por el cielo marinero 
va corriendo una gacela
dando brincos como vuelan
los suspiros del herrero
Y suena con alegría 
por esas nubes tan altas
una falseta gitana
de guitarras de Sevilla
Y eres tú un príncipe bueno
que va repartiendo soles
y es un botellín de alcoholes
tu caballo marismeño
Entre dulces, caramelos
y postres de nata y fresa
vas regalando sorpresas
cabalgando por el cielo

Y sueña por un segundo
que en tu mano está la vara
que le cambiará la cara
y el destino a este mundo
y que lo hará más risueño
más justo, lindo y mejor.

Y lo miro con amor
y en su carita de ensueño
se refleja la grandeza
de mi pobre condición
y el poder de creación 
que golpea en mi cabeza.

Pero con sus manos  dulces
me ha cogido de la mano
y me dice en voz bajita
"He visto el cielo y las luces
el caballo y la varita
y los cuentos que has contado...

Pero pa poder soñar
dame pan, papá, primero pan".

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Printfriendly