mercredi 6 mars 2013

Dolores

A los buenos días. Perdonen, señores
una preguntita : Ustedes conocen
a una tal Dolores?
Mujer jerezana, bonita gachí
cara de gitana, tez morena clara
de cuna cañi?

Garbosa y alegre con ojos de embrujo
con voz de diamante, cuerpo de dibujo
que baila y se mueve con gestos de fiera
con pies de pantera y manos de hechicera
Decía mi padre : "escucha, chiquillo,
Dolores no canta, que suelta cuchillos,
navajas de plata que lleva escondidas
en la zarzamora de su Andalucía."

Pena, penita, pena, que corre por mis venas
no sé donde se encuentra la niña de la venta ni si está viva o muerta
Y la llevo buscando ya más de veinte años
y tiro para arriba y tiro para abajo y no encuentro su rastro
Tantas otras que intentan imitar su presencia
pero el duende no suena como suena el lerele de esta reina morena
Dónde estás con tu vestido de volantes
derramando por las tablas fuerza y arte?
Dónde encuentro a alguien ahora repartiendo tantas flores
tanta gracia y un mayor torbellino de colores
Por favor decirme ya si han visto a esa señora
que le quiero regalar una coplita a mi Lola
¡ Ay ! Dolores, Lola Flores, de Jerez. ¡ Ay, Faraona!

dimanche 3 mars 2013

A un facha que fue un amigo.

Llegaba la tarde. La calle se abría
Después de la clase un beso a tu madre
y al patio salías.

Y estaban tan cerca tu puerta y la mía
Que cuando en la acera tus pies repicaban
Allí me tenías

Y fuimos dos indios con plumas y flechas
y dos gladiadores de Roma y de Grecia
Y dos justicieros de capa y careta
salvando a los pobres entre dos meriendas
Y éramos dos risas llenas de colores
Corriendo sin prisas por los callejones

Y cuando llegábamos a la plazuela
éramos amigos para la vida entera.


Pero pasa la vida. La vida nos cambiaba.
Y tu puerta y mi puerta casi sin darnos cuenta día tras día se alejaban.
Fueron nuevos amigos los que nos divertían
Ibas tú con los tuyos. Iba yo con los míos. Y cambiamos de vida

El camino es lo andado, Don Antonio lo dijo
¿cómo son tan distintos si empezaron juntitos tu camino y el mío?
Nos tiramos las verdades a la cara
Como hermanos que no disimulan nada
Pero no pude aceptar que pensaras lo que piensas
Y aunque te quiero
en el alma porque la infancia es sagrada,
hoy en tiempos de combate a la hora de pasar lista
sin caretas ni disfraces ¡ El sentido a mi me quita
verte enfrente y levantando esa bandera fascista !


Fausto Olivares

Printfriendly