jeudi 28 février 2013

28 f 2013

Si yo fuera gaditano
Dejaría un estribillo
Que la gente lo cantara
Por los bares y corrillos


Un compás de tres por cuatro
Y una letra graciosilla
Que le cuente al mundo entero
La color de Andalucía
Que si roja de amapola
Que si verde como el trigo...


Pero soy de tierra adentro
Y aunque me pese lo digo
Los colores andaluces
En dolor se ha convertido
El dolor es lo que queda
Que el color lo hemos perdido.


Roja
Como las arenas que sueltan los vientos 

calientes del sur encima de Tabernas

Y roja
Igual que en Granada la Alhambra se enciende
Y arde la Alcazaba en tardes malagueñas


Y plata
Cuando el aire lleva perfumes de almendros
De Huelva hasta Córdoba ¡ay, Guadalquivir!


Y Gris
Piel oscura de sus campos y olivares
Plateada como el espejo de sus mares
Sombra parda de las sierras de Jaén


Verde
Clara de esperanza y luz de primavera
Cuando aquel rey moro le dió su bandera


Y blanca
Luna de coral que la Giralda esconde
Y alumbra la cal de los pueblos del monte.


Y verde
Cuando en las esquinas esperan paradas 

las flores más bellas de su juventud

Y negra y sudor
Sudor del trabajo pegado al barreno
Que de sus entrañas sacan los mineros
Secretos de hierro de oro y de carbón.


(en recuerdo de la comparsa Braceros del Pueblo) 
Fausto Olivares 

1 commentaire:

Printfriendly